Log in

Cómo lograr que tus hijos coman frutas

La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de cinco raciones de fruta al día, pero desafortunadamente no es un hábito que practicamos.

Incluir en nuestra dieta y en la de nuestros hijos una buena proporción de frutas diariamente,  ayudaría a la eliminación de toxinas y a mantenernos bien hidratados por su alto contenido en agua, son fuente importante de vitamina C y de antioxidantes que nos ayudan a protegernos de ciertas enfermedades, entre ellas las degenerativas, las cardiovasculares y el cáncer, son ricas en fibra, lo cual nos ayuda a regular la función intestinal y a corregir problemas de estreñimiento, contienen poco sodio y mucho potasio, lo que ayuda al organismo a eliminar el exceso de líquidos y son una fuente natural de energía, ya que contienen azúcares, fructosa, glucosa y sacarosa.


Cuando los niños son pequeños, es importante engañarles la vista, se animan a probar cuando los platos son variados, llamativos y divertidos, por lo que te hacemos las siguientes recomendaciones:

- Prepárales un batido de fresa y plátano. Limpia cinco o seis fresas, quítales el rabito y las colocas en un recipiente junto con el plátano. Después, vierte un vaso de leche entera con un poquito de azúcar y lo bates hasta que esté bien mezclado.

- Ofréceles jugos, los cuales no deben ser de una sola fruta, debes combinar varias.
Decora el vaso de los jugos y batidos con absorbentes de colores, sombrillitas o cualquier diseño que pueda captar su interés.

- Los cubitos de fruta congelada son también muy buena idea, sobre todo en los meses de calor. Debes picar la fruta en cuadritos, pincharlas con palillos y ponerlas al congelador.

- Prepárales un yogur con frutas. Pica dos o tres frutas favoritas de tus hijos, que pueden ser fresas, durazno y manzana, y combínalas con un poco de yogurt natural.

- Otra opción son las brochetas de fruta. Compra palos de brocheta y pincha en ellos trozos de fruta bien lavada y picada. Procura que las frutas estén frías y que sean de colores llamativos, como el rojo de la fresa, el verde del kiwi y el amarillo del plátano. Le puedes poner un poco de jugo de naranja encima y quedaran muy sabrosas.

- Algunas frutas como el mango, la naranja y la sandia, resultan deliciosas al añadirles un poco de sal y limón. Las puedes picar y pinchar en palillos y colocarlas plato amplio.

- Añade frutas cortadas o en puré a carnes y pescados. Por ejemplo: lomo de cerdo con puré de manzana, pechuga de pavo con piña, pez espada a la naranja, etc.

- Añade trozos de frutas al cereal con leche, así como frutas secas.

- Pícales un poco de fruta y pónselas en un recipiente para llevar a la escuela o a practicar deportes.