Artículos


dra. maribel santa cruzLas investigaciones siempre han demostrado que ciertos aditivos y preservativos sintéticos causan problemas graves de aprendizaje, comportamiento y efectos negativos sobre la salud de nuestros hijos.

Los estudios demuestran que los casos de niños con ADD o ADHD, no solo se relacionan con la gran cantidad de azúcar que comen, sino también debido al alto consumo de productos que contienen químicos, conservantes y colorantes.

 

En el afán de hacerle mas atractivos ciertos alimentos a nuestros hijos, caemos en la trampa de comprar productos coloreados de forma artificial, especialmente dirigidos a la población infantil, cargados de aditivos colorantes, perjudiciales para la salud.

Evite usted y sus hijos consumir edulcorantes artificiales y colorantes:

  • E 951 ASPARTAME. Es un edulcorante sintético que se le añade a todos aquellos productos "light" y "sin azúcar", como Nutrasweet y Equal. Este aditivo, puede provocar hasta 92 efectos secundarios que van desde un simple dolor de cabeza hasta el cáncer cerebral, problemas digestivos, insomnio, aumento de peso, problemas del tiroides, caída del cabello, pérdidas de memoria, problemas dentales, ojeras, reacciones cutáneas y picores, hasta otras muchas más graves. El E951 es el aditivo más destructivo del mundo y no es, en ningún caso, un producto dietético.El aspartame se encuentra en: refrescos de dieta o sin azúcar como Coca-Cola Light o Coca-Cola Zero, gelatina (casi todas las gelatinas), postres, goma de mascar sin azúcar, mezclas para bebidas, productos para hornear, edulcorantes de mesa, cereales, budín, té helado, vitaminas masticables, pasta de dientes, etc.
  • Jarábe de alta fructosa (HFCS). Es un edulcorante artificial altamente refinado que se ha convertido en la principal fuente de calorías en los Estados Unidos. Se encuentra en: alimentos procesados, panes, dulces, etc.
  • Glutamato monosódico (MSG/E621). Es un aminoácido utilizado como potenciador del sabor en las sopas, los aderezos para ensaladas, papas fritas y alimentos congelados. Su consumo frecuentepuede causar efectos adversos como depresión, desorientación, daño a los ojos, fatiga, dolores de cabeza, y obesidad. Podemos encontrarlo casi siempre en bolsas de patatas fritas, sopas en sobre, platos congelados, platos preparados, caramelos, patés, cereales, salchichas, bollería, la mayoría de alimentos procesados, panes, dulces, yogures aromatizados, aderezos para ensaladas, verduras enlatadas, cereales y otros muchos productos.
  • E 102 (Amarillo Tartracina) y E 110. Es muy usado en la industria alimentaria.Está prohibido en Noruega y Suecia. Aumenta el número de tumores de la glándula suprarrenal y puede causar daño cromosómico. Se encuentra en: queso americano, macarrones con queso, bebidas, golosinas y gaseosas, limonada , etc.
  • E 122 (Azorrubina o Carmoisina). Proporciona color a frambuesa, a caramelos, helados y pasteles. Puede intensificar los efectos del asma. Está prohibido en los países nórdicos, Estados Unidos y Japón.
  • E 124 (Rojo cochinilla A o Rojo Ponceau 4R). Da color de fresa a caramelos y pasteles, entre otros. Su uso está prohibido en Estados Unidos desde 1976, debido a su posible efecto cancerígeno. Se ha demostrado que causa cáncer de tiroides y daño cromosómico en los animales de laboratorio, también pueden interferir con la transmisión nerviosa del cerebro. Se encuentra en: cóctel de frutas, cerezas al marrasquino, tarta de cereza, helados, dulces, productos de panadería y muchos otros productos.
  • E 133 (Azul #1 y #2). Prohibido en Noruega, Finlandia y Francia. Puede causar daño cromosómico. Se encuentra en: dulces, cereales, refrescos, bebidas deportivas y los alimentos para mascotas
  • E 320 (BHA y BHT). Butilhidroxianisol (BHA) y hydrozyttoluene butilado (BHT) son conservantes que se encuentran en los cereales, chicles, papas fritas, y los aceites vegetales. Este conservante común evita que cambie el color de los alimentos, el sabor o se vuelva rancio. Causa graves efectos en el sistema neurológico del cerebro, altera el comportamiento y es un agente potencialmente cancerígeno. BHA y BHT son oxidantes que forman compuestos cancerígenos que se reactivan en su cuerpo. Se encuentra en: papas fritas, chicles, cereales, salchichas congeladas, arroz enriquecido, manteca de cerdo, manteca, dulces, gelatinas.

Se estima que un niño puede consumir hasta 100 aditivos distintos todos los días, entre refrescos, zumos, yogures, chucherías, chicles, etc. Y los adultos, cada vez tomamos más productos baratos con sabores y texturas irresistibles sin plantearnos el peligro que conllevan.

Tome precaución de inmediato, evite caer en la tentación y eduque a sus hijos al respecto.

Dos notas más de interés:
- La vainillina (vainillin), la imitación de vainilla, proviene de productos de las fábricas de papel.
- Los colorantes que hacen que la golosinas y bebidas de los niños se vean apetitosos, como en la gelatina o avena, son derivados del petróleo (petróleo crudo).

 

Carro vacío