Artículos


Se acercan los meses de calor y debemos ser muy cuidadosos de no abusar o hacer un uso incorrecto del aire acondicionado.

El aire acondicionado en los ambientes cerrados puede acarrear problemas de tipo respiratorio, con síntomas parecidos a los de una congestión y catarro, así como también dolores lumbares ya que puede ocasionar  contracturas musculares durante el momento de descanso.

Es recomendable mantener los espacios cerrados acondicionados a una temperatura de entre 21 y 25 grados, ya que, según los expertos, un ambiente menos templado sería no saludable.

Se deben limpiar bien los filtros cada vez que inicia el verano, ya que suelen acumularse bacterias y hongos que será saludable eliminar. Asimismo, se aconseja repetir la operación cada quince días o, como máximo, una vez por mes.

Otro consejo consiste en ventilar la casa u oficina al menos 10 minutos, durante las horas de menor calor, para recircular el aire y crear un balance de la humedad ambiente.

Con respecto a la humedad, los valores medios deberán situarse entre el 40 y el 60 por ciento, y en caso de ser necesario, se podrá utilizar un humidificador para alcanzar el nivel apropiado.

También hay que evitar no permanecer debajo de la salida de aire y recuerde evitar siempre los cambios bruscos de temperatura.

Carro vacío