Artículos


Un estudio científico de la Universidad de Londres señala que las personas sanas no deben tomar una aspirina diaria, pues los efectos perjudiciales superan a los beneficios en estos casos, donde el riesgo de hemorragia interna se incrementa en 30 por ciento.

El estudio, que se publica en Archives of Internal Medicine halló además que si bien este fármaco reduce la incidencia de infartos no letales en un 20%, no minimiza el número de muertes por ataque cardíaco, enfermedad cerebro-vascular o cáncer.

Esto sugiere que la aspirina consumida todos los días no ayuda a prolongar la vida. Solo las personas con un historial de problemas cardiovasculares deben consumir esas píldoras.

Este estudio, enfatiza la necesidad de realizar investigaciones constantes sobre como cambian los riesgos a través del tiempo.

Carro vacío