Log in

¡ATENCION! Graves riesgos de la dieta Keto.

  • Published in Nutrición

Ya sabemos que las dietas se mueven a menudo por tendencias y desafortunadamente la popularidad va por delante de demostraciones científicas sobre sus riesgos para la salud.

Una de las últimas novedades es la dieta cetogénica o dieta Keto, que consiste en ingerir solo grasas (hasta 75% en total) y pocos carbohidratos y fibras. (5 al 20%). Y te preguntarás ¿cómo se pierde tanto de peso consumiendo tanta grasa? Porque al no consumir carbohidratos ni proteínas, alimentos escenciales para el funcionamiento del organismo, el cuerpo entonces utiliza las grasas que tienes depositadas en él, para transformarlas en energía. El hígado deja de consumir glucosa como forma de energía y la sustituye por la proveniente de la grasa. El cuerpo entra en un estado de “cetosis”, las reservas de grasa en el cuerpo son convertidas en cetonas, que alimentan los músculos y el cerebro en lugar de glucosa. El cuerpo se convierte en una máquina de quemar grasa. Los cuerpos cetónicos promueven la ausencia de hambre y hay una sensación mayor de saciedad por la alta presencia de proteínas y grasas, que son más difíciles de digerir que los hidratos. Es, sencillamente, una nueva version de la dieta Dukan que permite adelgazar de forma rápida, pero arriesgando la salud.

Una nueva investigación publicada en la revista Journal of Physiology ha confirmado que las dietas cetogénicas pueden causar un mayor riesgo de diabetes tipo 2 en la etapa inicial de la dieta. En su estudio, los investigadores han demostrado que este tipo de dieta 'milagro' altera el proceso para controlar los niveles de azúcar en la sangre, provocando además resistencia a la insulina en el hígado.

Además de un mayor riesgo de diabetes, los altos índices de colesterol pudieran provocar una falla sistémica en el organismo y derivar en arritmias o ataque al corazón o cerebro, puede generar episodios de estreñimiento por la falta de fibras, calambres, mal aliento, astenia, provocar pérdida de energía, cansancio, fatiga y desmayos pues la falta de proteínas y carbohidratos incide en el desarrollo de las neuronas, limita al organismo de vitaminas y minerales indispensables por la reducción de vegetales y frutas, reduce el nivel cognitivo pues el cerebro reemplaza la glucosa por cuerpos cetónicos y en casos extremos pudiera producir cetoacidosis si los cuerpos cetónicos se incrementan de manera masiva en la sangre, llegando a producir daño en algunos órganos o incluso el coma.

Aunque los riesgos están latentes para todos, los mas vulnerables son las personas con problemas hepáticos o cardíacos, mujeres embarazadas o en período de lactancia, personas con insuficiencia renal, y existe un peligro potencial con el tema de los medicamentos, por ejemplo los medicamentos para la diabetes.

Ten presente que la dieta cetogénica no es una dieta que promueve hábitos de vida saludables ya que no incluye una alimentación equilibrada, es solo una riesgosa alternativa para perder peso y grasa. Y recuerda que para cualquier régimen nutricional es necesario ponerse en manos de nutricionistas y dietistas profesionales.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.