Log in

Actualidad

Trastornos de ansiedad. – Síntomas y tipos.

Sentir ansiedad de modo ocasional es algo normal, pero cuando los sentimientos de ansiedad y pánico son difíciles de controlar y desproporcionados en comparación con el peligro real estamos frente a personas que padecen algun trastorno de ansiedad. Las personas con diagnóstico de ansiedad perciben más amenazas de las que hay en realidad, modifican la percepción adecuada de los individuos y convierten sucesos irrelevantes de la vida diaria en fuentes de mayor ansiedad. 

Entre los principales síntomas tenemos: agobio, inquietud, sensación de amenaza, inseguridad, recelos, deseos de atacar, temor a perder el control, impulsividad, dificultad para esarse quieto o en reposo, dificultades de concentración y memoria, interpretaciones inadecuadas, susceptibilidad, tendencia a recordar las cosas deagradables, irritabilidad, preocupación excesiva, expectativas negativas, taquicardias, palpitaciones, falta de aire, temblores, molestias digestivas, nauseas, sudoraciones, cansancio, tension y rigídez muscular, sensación de aturdimiento o de desmayo, hormigueo en las extremidades e incluso miedo de morir, debido a la serie de pensamientos que se desencadenan.

Existen varios tipos de ansiedad:

  • Trastorno de Ansiedad generalizada. Se trata de una tensión crónica, los síntomas persisten durante varios días y rara vez las personas logran mantenerse estables, hay nerviosismo excesivo a diario. Se diagnostica como tal cuando tiene una duración mínima de seis meses. Los síntomas pueden incluir fatiga, patrones anormales del sueño, irritabilidad y preocupación excesiva.
  • Se desencadenan por algún objeto o situación específica, se caracteriza por un temor irracional y persistente. Por ejemplo, el miedo a volar, a los espacios cerrados, a la oscuridad, etc.
  • Trastorno de pánico. Se experimentan crisis recurrentes y ocurren de un momento a otro, debido a que son detonados por un agente externo, interno, real o imaginario. Se trata de una ansiedad extrema en la que es frecuente que la persona siente que va a morir.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo. Se producen pensamientos y acciones involuntarias, quien lo padece reconoce el carácter absurdo de sus pensamientos o acciones, pero no lo puede evitar.

La ansiedad requiere tratamiento professional. La mente de una persona con trastornos de ansiedad le puede cambiar su manera de ver el mundo hasta el punto de deformar la realidad, llegan a creer que el mundo es ahora un lugar más hostil, que los problemas son mayores, que las soluciones están más lejos y que el peligro les rodea constantemente. Y la realidad es que nada ha cambiado, es que el trastorno de ansiedad les hace ver la realidad distorsionada, desde una perspectiva negativa y con actitud pesimista.

Cenar temprano protege frente al cáncer de mama y de próstata

Los resultados de una investigación del Instituto de Salud Global de Barcelona, publicados en la revista Internacional Journal of Cáncer, indican que el riesgo de desarrollar cáncer de mama o de próstata se reduce hasta un 20% en aquellas personas que cenan antes de la nueve de la noche. Esta cifra aumenta un 5% si además se combina comer temprano con espaciar dos horas la comida y hora de irse a dormir.

Los investigadores señalan que cenar tarde provoca una alteración del ritmo circadiano que afecta al metabolismo de los alimentos.

Espaciar al máximo la hora de la cena con la de acostarse influye en la capacidad metabólica de cada individuo y por tanto también ayuda significativamente a no ganar peso ya tener un sueño de mayor calidad.

Recuerda que cenar con moderación te aportará ligereza física y te hará sentir motivado a afrontar el siguiente día.

Las mujeres “mañaneras” tienen menos riesgo de cáncer de mama

Investigadores de la Universidad de Bristol, han analizado las variantes genéticas asociadas con las preferencias personales por la mañana o la noche, así como la duración del sueño, y encontraron que las mujeres que prefieren las mañanas porque consideran que funcionan mejor en ese momento del día, reducían el riesgo de padecer la enfermedad en un 40% en comparación con las más noctámbulas. 

Los científicos también observaron que las personas que dormían más de las siete u ocho horas recomendadas aumentaban un 20% el riesgo de padecer cáncer de mama por cada hora adicional de sueño. 

Los investigadores aclaran, que no debemos deducir del estudio que cambiar los hábitos de horario modifique el riesgo de cáncer de mama, asegurando que es un tema mucho más complejo que requiere más investigaciones.

Los resultados de este estudio han sido presentados en el congreso anual de cáncer NCRI, que se está celebrando en Escocia.

 

Octubre: mes de la prevención del cáncer de mama

Estamos en el “mes rosa”, el mes elegido a nivel mundial para redoblar los esfuerzos en la lucha contra el cáncer de mama y lograr que toda la población se sensibilice ante esta enfermedad, sepan cómo detectarlo oportunamente, conozcan sobre el tratamiento y sus cuidados posteriores.

Las instancias gubernamentales realizan iluminaciones en color rosa sobre edificios representativos para que todos puedan recordar la lucha contra la enfermedad. Instancias públicas, asociaciones civiles y organizaciones de salud, suman esfuerzos para la realización de campañas de detección oportuna.

Nosotros estaremos tocando diversos temas de interés relacionados con el cáncer de mama durante todo este mes en www.DraMaribel.com.

Día Mundial de la lucha contra el cáncer de mama.

Hoy 19 de octubre se celebra mundialmente el día de la lucha contra el cáncer de mama, con el objetivo de crear conciencia sobre la enfermedad, la prevención, el diagnóstico temprano, los tratamientos existentes y los cuidados paliativos.

Cada 30 segundos en algún lugar del mundo se diagnostica un cáncer de mama, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que la detección precoz es primordial. La Coalición de la Prevención del Cáncer, por su parte culpa a los factores ambientales que causan este tipo de cáncer.

Continuaremos discutiendo estos importantes temas durante este mes de sensibilización sobre el cáncer de mama.

Ansiedad: ¿normal o patológica?

Hay situaciones que inevitablemente despiertan ansiedad: al comenzar un nuevo trabajo, la universidad, los preparativos de un matrimonio, de unas vacaciones, de una cita esperada, los exámenes, un juicio, una apuesta, un inicio en cualquier ámbito.

Sentir ansiedad es normal y forma parte del bagaje de emociones con manifestaciones orgánico-fisiológicas que le son propias. Forma parte de los recursos de que disponemos para hacer frente, con el cuerpo y la mente, a situaciones que se nos presentan como nuevas o desconocidas. Parte de nuestras herramientas adaptativas, nuestra lupa de análisis y llave de ajuste.

Pero entre la ansiedad normal y el trastorno de ansiedad hay marcadas diferencias. Una herramienta que nos ayuda a superar obstáculos y seguir se puede convertir en un freno que se sufre de manera impensada, y con un carácter que lo aleja de toda decisión voluntaria: la obligatoriedad, la inevitabilidad de los síntomas.

Los trastornos de ansiedad conllevan un incremento irracional de ansiedad, implican un desgaste corporal y una amplia gama de limitaciones a cuestiones que pueden ser absolutamente cotidianas, inofensivas o necesarias. Cuando la vida cotidiana de una persona se encuentra limitada nos encontramos frente a algún tipo de trastorno de ansiedad, que unido al malestar que acompaña el despliegue sintomático, se transforman en una situación de sufrimiento.

Las formas del trastorno de ansiedad dependen de la naturaleza sintomática del cuadro.

El primero es el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG), que como indica su nombre, se trata de un estado de ansiedad general, permanente. Las preocupaciones se presentan angustiosamente por cualquier motivo gran parte del día, todos los días dependiendo de la gravedad del cuadro. Lo que marca la diferencia con un estado de preocupación normal, es el monto de ansiedad que se genera, desproporcionado a la causa, y la repetición de la secuencia. Quienes lo padecen, sufren de complicaciones en el sueño, en la alimentacióny en aspectos orgánicos; y su estado general sufre el impacto debilitador de la ansiedad.

Sus principales señales son:

· Estado de ansiedad constante.
· Preocupación por cualquier cosa, de forma excesiva (situación económica, salud, trabajo, pareja, aspectos sociales, etc.).
· Duración sostenida por varios meses.
· A raíz de estas preocupaciones surgen dificultades en la vida cotidiana.
· Problemas de sueño, contracturas musculares, fatiga o cansancio.
· Dificultad en la concentración, irritabilidad.

Otro trastorno, es el trastorno de pánico. Las sensaciones que acompañan esta forma de trastorno, son de naturaleza ampliamente perturbadora ya que el ataque presenta una serie de síntomas muy marcados, que quienes lo padecen,  lo describen como una sensación de muerte. Los ataques empiezan y terminan de manera repentina e involucran una amplia gama de sintomatología orgánica. En muchos casos este trastorno puede acompañarse con agorafobia y puede inclusive, alimentar el desarrollo de patologías asociadas como fobias, depresión, etc.

Sus señales abarcan:
· Episodios de corta duración (de 2 a 10 minutos aproximadamente) y alta intensidad.
· Miedo, terror.
· Taquicardia, dolor en el pecho.
· Dificultades para respirar.
· Temblores, mareos, inestabilidad.
· Sensación de asfixia, desmayo, estremecimientos.
· Hormigueos o entumecimientos.

Las fobias son otro trastorno. Existen diferentes y todas comparten algo de la sintomatología y el comportamiento de la persona que lo padece hacia aquello que la provoca. El temor irracional y paralizante es característico de este trastorno. Las fobias pueden llegar a perturbar el normal desarrollo de la vida

- Fobia específica: el miedo se asocia a un objeto o una situación específica, es determinada. Las más comunes: animales, espacios cerrados, alturas, aviones, sangre, objetos punzantes, espacios abiertos, medios de transporte. No sólo enfrentar uno de estos objetos desencadena el pánico, incluso imaginarlo o pensarlo puede desencadenar los síntomas fóbicos.

- Fobia social: el miedo se despierta en situaciones sociales, el temor a pasar vergüenza en situaciones que involucren a otros. Las más comunes: hablar en público, acudir a fiestas.

- Agorafobia. Se reconocen con facilidad por la incongruencia de la reacción y sus manifestaciones físicas de ansiedad, siempre en relación al objeto o situación determinada

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) se caracteriza por las obsesiones de que es objeto quien lo padece. Son pensamientos irracionales, repetitivos y penosos, ajenos a la voluntad de la persona y de contenido variable, incluso totalmente absurdo. Además de los pensamientos están los rituales, con el mismo nivel de incontrolabilidad, y las compulsiones que en realidad son intentos de aliviar lo que provocan las obsesiones.La duda constante es también una característica de este cuadro.

Lo más frecuente: obsesión por la limpieza, la pureza, la certeza de haber llevado a cabo un acto, el riesgo de no efectuar otro, el orden, pensamientos que atentan contra los principios, moral, religión, etc. de la persona, temor a dañar a alguien cercano, temor a decir cosas inadecuadas en situaciones inadecuadas, chequeos continuos de una acción, temor a las contaminaciones, etc.

Cuando comprobamos la presencia de un trastorno de ansiedad, debemos delimitar diagnósticamente de qué tipo se trata. Muchas veces, un trastorno de ansiedad se está acompañado por otras enfermedades como depresión, trastornos alimenticios, abuso de sustancias, alcoholismo, variadas adicciones, estado de ánimo variable, etc.

 

 

 

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.